divendres, 10 de març de 2000

Respostes

Intentaré hacértelo resumido, pero claro.
El primer conde de Barcelona es Berà (801-820), es nombrado por el rey de los francos de quién es vasallo. Se suceden once condes mas que también son vasallos, hasta llegar a Guifré el Pilós (878-897).
Se suceden cinco condes mas que dejan de ser nombrados por el rey franco, son hereditarios pero continuan siendo vasallos.
Borrell II (986-988) se niega a renovar el pacto de vasallaje con el rey francés Hugo Capeto y el condado de Barcelona pasa a ser independiente, ninguna autoridad exterior tiene potestad sobre sus territorios. Se suceden trece condes mas hasta Ramon Berenguer IV. Este recibe la donación ("dono tibi") de los territorios aragoneses de Ramiro el Monje (en peligro de desaparición por la ocupación de sus tierras por parte de musulmanes y del rey de Castilla.Porparte barcelonés el interés estaba en tener un territorio interpuesto entre Castilla y Catalunya y Aragón hacía esta función). El Papa no reconoce esta donación puesto que el testamento del rey Alfonso (hermano de Ramiro el Monje) daba Aragón a la ordenes militares religiosas. Posteriormente el conde de Barcelona llega a un acuerdo con el Papa y las órdenes militares, legítimas propietarias del reino de Aragón, ceden (venden) el reinoi al conde de Barcelona, dejando de lado a Petronila, la hija de Ramiro.

A partir de ese momento Aragón y Catalunya comparten soberano, pero los dos estados conservan su independencia entre ellos. Con Jaume I se conquista Mallorca y Valencia y los constituye en reinos que se añaden a la confederación creada por el Casal de Barcelona. La denominación política de Catalunya (matriz de la Confederación) es la de Principat de Catalunya, con soberanía plena y sin ninguna potestad exterior. El estado catalán dispone de Constitución, Cortes, ejército, moneda, aduanas y la Generalitat (poder ejecutivo). Es totalmente independiente y comparte soberano con los demás miembros de la Confederación (Corona). Con Fernando el Católico e Isabel de Castilla se produce una unidad dinástica, pero no política ni nacional. Los estados continuan siendo independientes. La Corte se traslada a Castilla y se empiezan a transgredir por los monarcas los derechos constitucionales catalanes. Se produce la guerra de Secesión y en 1640 se proclama la República Catalana, que no fructifica al no poder resistir los embates franceses y castellanos. Continua el Estado catalán pero cada vez mas agredido por el poder real. En 1714 Catalunya ha tomado parte a favor del Archiduque que jura la soberanía catalana. Vence felipe V de Borbón y por el Decreto de Nueva Planta y por derecho de conquista destruye toda la arquitectura de soberanía catalana. A partir de este momento el Principat pierde su independencia (que ha sido plena durante varios siglos y cercenada progresivamente a partir de los reyes Felipe)