dissabte, 6 de febrer de 2016

Repressió del català a les Balears. 1837. Isabel II de Borbón.

traje hombre



Gobierno Superior Político de Baleares, Mallorca, 22 de febrer de 1837 (Regència de Maria Cristina durant la minoria d'edat d'Isabel II).

Cada maestro ó maestra tendrá una sortija de metal, que el lúnes entregará á uno de sus discípulos, advirtiendo á los demás que dentro del umbral de la escuela ninguno hable palabra que no sea en castellano, so pena de que oyéndola aquel que tiene la sortija, se la entregará en el momento, y el culpable no podrá negarse á recibirla; pero con el bien entendido de que en oyendo este en el mismo local que otro condiscípulo incurre en la misma falta, tendrá acción á pasarle el anillo, y este á otro en caso igual, y así sucesivamente durante la semana hasta la tarde del sábado, en que á la hora señalada aquel en cuyo poder se encuentre el anillo sufra la pena.

5 comentaris :

  1. A LA MEVA ESCOLA DE CATALUNYA TAMBÉ ES FEIA AIXÓ ELS ANYS 50 I 6O

    ResponElimina
  2. El único testimonio que he leído de ésto era el de una mujer que había estudiado con monjas francesas en un pueblo de Gipúzcoa.
    El idioma que tenían que hablar era el francés, no el español ni el vascuence, y el sistema que contaba era exactamente el mismo del anillo.
    De todos modos a mi lo que me sorprendió no fue eso (los padres llevaban sus hijas a ese colegio para que fuesen bilingües), sino que un pueblo tuviese un colegio de monjas francesas, mientras que la mayoría de las capitales de provincia españolas no tuviesen colegios extranjeros (salvo Barcelona y Madrid, poco habría)

    ResponElimina
  3. El único testimonio que he leído de ésto era el de una mujer que había estudiado con monjas francesas en un pueblo de Gipúzcoa.
    El idioma que tenían que hablar era el francés, no el español ni el vascuence, y el sistema que contaba era exactamente el mismo del anillo.
    De todos modos a mi lo que me sorprendió no fue eso (los padres llevaban sus hijas a ese colegio para que fuesen bilingües), sino que un pueblo tuviese un colegio de monjas francesas, mientras que la mayoría de las capitales de provincia españolas no tuviesen colegios extranjeros (salvo Barcelona y Madrid, poco habría)

    ResponElimina
  4. Aquesta tècnica de l'anell de ferro a les escoles, orientada a promoure l'autoodi (castigar a qui parla la seva llengua per fer-la odiar) és molt més antiga i la instaurà Lluís XIV a Occitània l'any 1700. Després, dins del mateix segle XVIII, va ser practicada per Castella contra les llengües ameríndies. Dins del XIX, a més d'aquest cas del "Gobierno Superior" de les Balears, hi ha constància documental que s'aplicà al País Basc (en vaig fer un article fa anys). Recentment, en un reportatge sobre l'occità que va emetre TV3 el gener de 2016, un dels entrevistats explicava com fa 50 anys li varen posar l'anell de ferro per parlar "patois".

    ResponElimina