dijous, 25 de maig de 2017

El nacionalisme espanyol del 1868 igual que el del 2017.


Cuba es una provincia española, una parte integrante de la nación, pero de ningún modo un todo, separado. Al hablar de la nación española se habla de Cuba, lo mismo que de Cataluña, Andalucía o Castilla; y los que gritan ¡viva España! gritan implícitamente ¡viva Cuba!. 
Dentro de la gran nacionalidad española no hay autonomías particulares; puede existir el espíritu de provincialismo, pero es necesario que eso espíritu está subordinado a otro sentimiento más grande, al sentimiento nacional. 

La raza que lo puebla es española y no tiene a la tierra más derechos que los otorgados, bajo la bandera de Castilla.
(Si Cuba dejara de ser española) se hundiría en un abismo insondable, donde desaparecería su ilustración, su riqueza y su porvenir. No llegará, sin duda este evento, por que Cuba es eminentemente española. Diario de la Marina del 15 de diciembre de 1868

Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada